Hacia una definición del ciudadano ecológico: el caso español


GT 1.2 Nuevos conceptos de ciudadanía e innovaciones democráticas

Autor/a
Ángel Valencia Sáiz (Universidad de Málaga)
Coautor/es
Manuel Arias Maldonado
Rafael Vázquez García

Durante los últimos años, el concepto de ciudadanía ecológica ha ganado densidad teórica y relevancia científica, hasta el punto de constituir una de los más prometedores desarrollos de la teoría de la ciudadanía. La importancia creciente de la dimensión medioambiental de la sociedad contribuye a explicar la relevancia de un concepto que pone de relieve el papel central del ciudadano como actor del cambio social. Aunque no existe una teoría unificada de ciudadanía ecológica, existe un consenso creciente en torno a sus rasgos diferenciales: su realización en la esfera privada y doméstica; su énfasis en los deberes morales (hacia el mundo natural y las generaciones futuras) antes que en los derechos; y su carácter intrínsecamente global. Sucede que esta comprensión de la ciudadanía ecológica plantea algunos problemas si atendemos a la práctica sociológica de la misma, porque constriñe en exceso el tipo de contribución que el ciudadano puede hacer a la causa de la sostenibilidad. Igualmente, resulta conveniente trabajar con una noción de ciudadanía ecológica susceptible de medición empírica. Nuestro propósito es por eso doble: (i) dar forma a una definición de ciudadano ecológico más abierta y articulada a través de una serie de indicadores mensurables; y (ii) ilustrar su utilidad a través del caso español, mediante el análisis del material demoscópico del CIS, para así empezar a saber si la ciudadanía ecológica es algo más -o algo menos- que un atractivo concepto politológico.