Élites e instituciones informales en Kirguistán: la consolidación de un régimen semi-autoritario en transición permanente.


GT 2.6 Crisis de las consolidaciones democráticas. Legitimidad y contestación de los pactos transicionales.

Autor/a
Rubén Ruiz Ramas (Sun Yat-Sen University)

En abril de 2010 Kirguistán experimentó una transferencia del poder por vía no institucional, la segunda en cinco años, tras la conocida como Revolución de los Tulipanes en marzo de 2005. En suma, desde la independencia del país en 1991 con la desintegración de la URSS, Kirguistán ha vivido tres periodos distintos de redefinición institucional interpretados por sus élites y sociedad como transiciones hacia la democracia liberal. Sin embargo, el régimen político consolidado ha sido uno semi-autoritario (Otaway 2003) en forma de presidencialismo patrimonialista (Hale 2006).  En este paper se conceptúa cada uno de estos periodos como coyunturas críticas (Pierson and Skocpol, 2002; Mahoney 2000) y se analiza desde una perspectiva path dependence la influencia de la persistencia del patrimonialismo como un legado institucional informal en el funcionamiento del marco institucional formal, el cual es acorde con la democracia liberal. Para ello se examina la conducta y discurso de unas élites políticas que tienen en las redes informales, y todavía no en los partidos políticos, su principal forma de organización política colectiva. La metodología utilizada es fundamentalmente cualitativa y combina la consulta de fuentes documentales primarias y secundarias con la realización de 45 entrevistas semi-estructuradas a miembros de la élite política kirguís entre abril de 2009 y octubre de 2010.