¿Por qué los ayuntamientos ponen en marcha políticas de participación?: Experiencias recientes en Andalucía y la Comunidad de Madrid.


GT 4.3 Las consecuencias de la participación

Autor/a
Dolores Sesma Carlos (IESA-CSIC)
Coautor/es
Pau Alarcón Pérez
Joan Font Fábregas

El debate sobre las consecuencias de la participación sólo puede desarrollarse si entendemos cuáles han sido los motivos para poner en marcha estos procesos. Diferentes estudios han profundizado en las causas por las que se surgen los espacios participativos locales, pudiéndose encontrar, en líneas generales, más especulación que estudios empíricos. Entre estos últimos, una parte importante se centra en la factores políticos e instrumentales (Font y Blanco, 2005) y otros inciden en cuestiones relativas a la gestión pública y eficiencia (Sintomer, 2008).

El objetivo de esta propuesta consiste en analizar empíricamente las razones contextuales, instrumentales, ideológicas o de otra índole que facilitan la aplicación de espacios participativos en Andalucía y la Comunidad de Madrid.

A partir de la selección de 20 experiencias participativas recientes, de acuerdo a criterios tales como tamaño de hábitat, partido político del alcalde o existencia o no de plan de participación, se han realizado entrevistas a actores (políticos, técnicos, miembros de asociaciones, ciudadanos) con objeto de ofrecer una diversidad de visiones hacia la puesta en marcha de tales procesos. El proceso de elaboración del trabajo de campo es similar al utilizado por Font y Blanco (2005), pero la selección de la muestra parte de un mapeo previo de experiencias en dos regiones muy diversas, lo que permite introducir mayor variación en los contextos políticos locales y las experiencias concretas seleccionadas.