Las consecuencias actitudinales de los sistemas electorales: formas de voto y satisfacción con la democracia


GT 2.5 Sistemas electorales y representación

Autor/a
Agustí Bosch Gardella (Universitat Autónoma de Barcelona)
Coautor/es
Lluis Orriols Galve

Este trabajo estudia la influencia de uno de los elementos del sistema electoral – la forma de voto – sobre la satisfacción con la democracia. Siguiendo el trabajo de Farrell y McAllister (2006), nuestra hipótesis es que algunas formas de voto – como la preferencial – generan mayor satisfacción que otras formas de voto más cerradas.  Esto se debe a que las formas de voto abiertas ofrecen a los votantes un mayor margen de decisión y – de acuerdo con Carey y Shugart (1995) – favorecen el “rol representativo” de los representantes electos. No obstante, esperamos que estas diferencias sean relevantes entre los ciudadanos más sofisticados, pues las formas de voto abiertas requieren un mayor grado de información política de los votantes. El trabajo usa tanto datos de encuesta del CSES como datos agregados acerca del diseño institucional de las diferentes democracias que se incluyen en el estudio. Debido a ello, en este trabajo usamos modelos de regresión multinivel que respetan la estructura jerárquica de los datos. Nuestros resultados preliminares indican que el voto preferencial y el voto de lista abierta generan una mayor satisfacción que otras formas de voto.  Sin embargo, no encontramos una relación clara y parsimoniosa entre el grado de apertura de la forma de voto y la satisfacción con la democracia.  Los resultados también indican que cuanto más sofisticados son los votantes mayor satisfacción genera el voto preferencial con respecto a otras formas de voto.  En este sentido, la satisfacción generada por una mayor libertad de elección en la forma de voto se concentra en una pequeña porción del electorado.