Las tecnologías de la información y de la comunicación en el voto de los residentes ausentes. Un análisis de 30 países


GT 3.7 Nuevos medios, nuevos métodos: la transformación de los procesos movilizadores

Autor/a
Javier Lorenzo Rodríguez (Universidad Carlos III de Madrid)

Desde una concepción teórica de la democracia, el derecho de sufragio supone un elemento axial para definir un sistema político como democrático. La principal acción pretendida con la celebración de unas elecciones libres, competitivas y con sufragio universal es legitimar, tanto el sistema político como a los representantes del mismo. Por ello, no sólo en las viejas democracias europeas y occidentales, sino también en las democracias de países emergentes o en vías de desarrollo, el proceso electoral configura un sistema democrático estable, y, sobre todo, legítimo.

En este sentido, una preocupación de los sistemas democráticos ha sido siempre la extensión del derecho de sufragio a toda su población, incluyendo a aquellos que no se encontraban dentro de sus fronteras en el momento de la votación. Han pasado 150 años desde la primera norma que permitió dicho ejercicio de sufragio a los residentes en el extranjero. A día de hoy continuamos con el estudio y mejora del proceso electoral para estos votantes. Los electores que, debido a conflictos bélicos, flujos migratorios, o a la globalización económica, social y cultural se encuentran fuera de sus países no han dejado de crecer, haciendo que las fronteras de los Estados–nación se difuminen, la relación de los ciudadanos con sus países cambien y las condiciones socioeconómicas se transformen configurando nuevas relaciones de interdependencia.

La sociedad red ha contribuido en buena medida a favorecer esa movilidad. Pero también a revolucionar las formas de comunicación y de relación entre los gobiernos y sus ciudadanos. Las tecnologías de la información y de la comunicación también han ayudado a mejorar los procesos por los cuales los ciudadanos residentes en el extranjero pueden ejercer su derecho al voto, mejorando la calidad y garantizando los derechos electorales.

 

El uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en los procesos electorales se ha convertido en algo habitual, entendiendo éstas como una herramienta más a disposición de los policy makers para mejorar la calidad y la eficiencia de las políticas públicas. Las experiencias en este aspecto son diversas y los momentos en los que se han empleado las TIC en dichos procesos difieren.

El objeto de este artículo será analizar y evaluar la incorporación de las TIC en el voto de los residentes en el extranjero, desde una perspectiva comparada, entre aquellos países que presenten experiencias o que hayan incorporado las TIC en dichos procesos, de una forma u otra.

Así observaremos en qué fase del proceso se implementa la tecnología y en qué afecta al resultado global de dicho proceso.

El resultado final de este artículo pretende dar respuesta a las preguntas iniciales que las Tecnologías de la Información y de la Comunicación plantean: ¿han mejorado la participación de los electores? ¿se ha mejorado la eficacia y la eficiencia del proceso? ¿en qué medida contribuye a una mayor transparencia y accountability del proceso electoral por parte de los ciudadanos? ¿mejora la legitimación del proceso y del resultado? ¿refuerza el principio de representación?