¿UNA ESTRATEGIA COHERENTE HACIA UNA REGIÓN EN CAMBIO? LA POLITICA EXTERIOR DE LA ADMINISTRACIÓN OBAMA Y LA “PRIMAVERA ÁRABE”


GT 6.5 ¿La quinta ola de democratización? Procesos de cambio político en el siglo XXI en perspectiva comparada

Autor/a
Juan Tovar Ruiz (Universidad de Burgos)
Programa:
Sesión 1
Día: miércoles,18 de septiembre de 2013
Hora: 15:00 a 00:00
Lugar: E2SEM2

Uno de los principales rasgos que diversos analistas y expertos en política exterior estadounidense han planteado respecto de las prioridades de la política exterior de la Administración Obama ha sido el del denominado “giro hacia el Pacífico”. Este supuesto giro plantearía un cambio en las coordenadas estratégicas fundamentales de la misma, que implica una menor atención a regiones clave como Europa o el Próximo Oriente. Si esta era una de las intenciones de la Administración Obama, la “Primavera Árabe” fue un impedimento en este sentido. El interés de la ponencia a presentar es, utilizando una perspectiva de análisis de política exterior que sigue una metodología fundamentada en el análisis del discurso de los principales líderes estadounidenses y los elementos materiales y de poder del realismo político, así como de los procesos de toma de decisiones, analizar la evolución y consecuencias de la política regional llevada a cabo por dicha Administración. La política exterior de la Administración Obama hacia el Norte de África y el Próximo Oriente ha pasado por diversos altibajos y tensiones y ha sido modificada desde sus intenciones originales de mostrar una actitud conciliadora hacia sus dirigentes, distanciándose de la política de reformas y, especialmente, de la expansión de la democracia mediante el uso de la fuerza que había caracterizado a la Administración Bush. La decisión, no exenta de riesgos, de apoyar la dimisión de Mubarak o la intervención en Libia mientras apoyaba a sus aliados de la península arabiga marca el tradicional contraste entre el impulso wilsoniano de “hacer el mundo seguro para la democracia” –que ha servido para fortalecer y solventar los desencuentros con los tradicionales aliados europeos- con la priorización realista de la seguridad, la estabilidad y la defensa del interés nacional. Este breve interludio parece haber sido matizado por el regreso a una política de signo realista tendente a reducir la presencia estadounidense y fomentar cierta estabilidad en una región en pleno proceso de cambio que aun plantea ciertas incertidumbres.

Palabras clave: Administración Obama, Próximo Oriente, democracia, idealismo wilsoniano, realismo político, política exterior