El anhelo de conocimiento como fuente de virtudes cívicas. Reflexiones para nuestro tiempo a partir de Michel de Montaigne


GT 1.8 El gobierno de nuestras vidas en el siglo XXI

Autor/a
Es necesario que unos de los autores/coautores realice la inscripción.
Programa:
Sesión 1
Día: jueves,19 de septiembre de 2013
Hora: 11:45 a 14:15
Lugar: E10SEM03

La tendencia a la verdad es la tendencia hacia una sintonía con el mundo y la inserción de la vida en el entorno. Considerando la complejidad de los hechos, así como la finitud humana y la parcialidad de sus medios naturales de conocimiento (sentidos, inteligencia, lenguaje), cada mirada deviene fragmentaria y diferenciada, por lo que la construcción de una imagen de lo real requiere del concurso de otras miradas. La pasión por la verdad supone la inclusión de voces distintas que aseguren la objetividad del saber y preserven la riqueza de lo existente. Supone, pues, el ejercicio de hábitos de convivencia y comunicación que fortalecen el encuentro, la integración comunitaria y la pertenencia al espacio común. Michel de Montaigne, en el siglo XVI –de fanatismos y conflictos civiles y religiosos–, celebra el placer del arte de la discusión y exhorta a los viajes por el mundo como una forma de eludir el orgullo individual e incrementar el bagaje personal a través de la pluralidad. En él, la búsqueda recta y leal de la verdad –unida a una actitud cortés en la polémica– entraña el cultivo de virtudes cívicas que van más allá de la mera tolerancia y contemplan disposiciones de interés, cordialidad, diálogo, inclusión y respeto por lo común.

Palabras clave: verdad, mundo, diálogo, diversidad, civismo, Montaigne