Bielorrusia, ¿hasta cuando la última dictadura de Europa?


GT 6.11 La influencia de actores externos en Eurasia: grandes potencias y organizaciones internacionales como factor de cambio político e institucional

Autor/a
Es necesario que unos de los autores/coautores realice la inscripción.
Programa:
Sesión 1
Día: miércoles,18 de septiembre de 2013
Hora: 15:00 a 17:30
Lugar: E16SEM02

                 

 

 

Represión, Oposición, Rusia, Unión Europea, Política Europea de Vecindad.

Se habla de Bielorrusia como “la última dictadura de Europa”. En efecto el régimen autoritario de A. Lukashenko se mantiene sin grandes sobresaltos desde hace casi veinte años. En este trabajo me gustaría analizar los motivos de esta evolución, que podemos situar tanto en el contexto nacional como en el internacional.

 Entre las características de Bielorrusia que podrían explicar la ausencia de un sentimiento generalizado de oposición al régimen destacan:

 - El carácter rural de la sociedad, en la que la población que vive fuera de los grandes centros urbanos permanece ajena a las críticas hacia su presidente.

- La fragmentación que ha caracterizado a la oposición, donde han proliferado numerosos líderes fugaces y con estrategias sin continuidad. Es importante destacar la persecución sufrida por los candidatos que han concurrido a las sucesivas convocatorias electorales, algunos de ellos encarcelados en la actualidad.

- La debilidad del sentimiento nacional bielorruso. Algunos autores concluyen que tal sentimiento apenas existe y que Bielorrusia, a pesar de haberse constituido en estado independiente, no representa a una nacionalidad diferente a la rusa.

Sobre los factores externos, nos centramos en dos hechos fundamentales: 

- La dependencia económica y energética respecto a Rusia, que sigue suministrando a su vecino grandes cantidades de gas a un precio preferencial.

 - La falta de resultados de las políticas practicadas por la UE, cuyos incentivos para conducir el régimen de Minsk hacia la democratización no han sido fructíferos. Así lo muestran las últimas iniciativas en el marco de la Política Europea de Vecindad.

 La pregunta ahora es: ¿hasta cuándo puede el régimen de Lukashenko perpetuarse en el tiempo, teniendo en cuenta que su oposición está sometida a una fuerte represión y que la UE, como agente externo que podría impulsar la apertura, se encuentra asfixiada por sus problemas internos?.

 

 

Palabras clave: represión, oposición, Rusia, UE, Política Europea de Vecindad, Polonia