CASTILLA LA MANCHA, EL PROCESO AUTONÓMICO ¿ARTÍFICE DE UNA NUEVA IDENTIDAD?


GT 1.9 El origen de las naciones en España: enfoques teóricos y controversia política

Autor/a
Raúl Garrido Domínguez (Universidad de Murcia)
Programa:
Sesión 1
Día: jueves,19 de septiembre de 2013
Hora: 09:00 a 11:30
Lugar: E10SEM04

Con el proceso autonómico derivado de la Constitución de 1978, se ha producido un fenómeno identitario potenciado por la creación de comunidades autónomas, muchas de ellas “no históricas”. En el caso que nos atañe, dentro de esa tendencia, podemos inscribir a la comunidad de Castilla La Mancha. Su construcción identitaria ha sido fomentada, principalmente, desde el poder político, sobre todo por los gobiernos socialistas de José Bono, por ello, podríamos calificarla de “identidad administrativa”. También es una identidad ex novo, por estar integrada porun territorio conformado por una gran disparidad de provincias, sin una identidad suficientemente compartida entre ellas.

                En su momento, la creación de la comunidad no satisfizo ningún anhelo regionalista o nacionalista previo que se hallara reflejado en alguna organización, formación o movimiento político presente en el proceso autonómico. Es una identidad construida artificialmente y por “inercia”, derivada de aquella expresión: “café para todos”, cuya génesis fue producto de las demandas históricas de los nacionalismos vasco y catalán, que han hecho extensible a muchos territorios una vertebración del Estado que nunca ansiaron.

Muchos son los mitos y los símbolos de los que se sirve la construcción de una conciencia exclusivamente castellanomanchega, por ejemplo, el agua y los trasvases, la riqueza natural y cinegética, el referido acercamiento de los servicios a la población, la ruralidad, la idea de autogobierno y menor dependencia, etc… pero dentro de los mismos, el que destaca sobremanera sobre el resto, es la figura de Don Quijote, figura que encarga el componente manchego, el cual ejerce una hegemonía abrumadora en detrimento del componente castellano.

El fomento de dicho símbolo, viene llevándose a cabo desde los planos político educativo y cultural. Muchos son los nombres de pabellones deportivos, escuelas, institutos, colegios, teatros, bibliotecas, certámenes, lugares públicos, monumentos, concursos, asociaciones, colectivos, publicaciones, medios de comunicación, etc… que hacen directa o indirectamente alguna  alusión a la novela de Cervantes. Sin lugar a dudas, en esta ponencia –entre otras pretensiones- intentaremos dilucidar como Castilla La Mancha, a través de sus instituciones, ha venido manifestando una voluntad decidida de patrimonializar mítica y simbólicamente la figura del Hidalgo de la Mancha como una seña de identidad privativa dentro del contexto autonómico

Palabras clave: Proceso autonómico, Identidad regional, mito, símbolo, mancheguismo