El SPD alemán ante el reto de Die Linke (2005-2015)


GT 1.2 Los desafíos ideológicos de la izquierda en Europa: partidos y estrategias

Autor/a
Igor Sosa Mayor (Universidad de Erfurt (Alemania))
Programa:
Sesión 2
Día: martes,14 de julio de 2015
Hora: 11:45 a 14:15
Lugar: Aula 1

En enero de 2015 en el pequeño bundesland alemán de Turingia se conformaba el primer gobierno regional presidido por el partido neocomunista Die Linke, en coalición con el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y Los Verdes. El acontecimiento era una sensación por partida doble: Die Linke alcanzaba por primera vez una magistratura de esa entidad, justamente 25 años después de la caída del muro; y lo hacía además en un gobierno de coalición con el SPD como socio menor. La socialdemocracia alemana rompía así un tabú de su propia historia reciente: pactar asuntos sustanciales con los herederos directos del partido único de la antigua Alemania oriental.

Las relaciones entre ambas formaciones han estado marcadas por el claro rechazo del SPD a pactos de largo recorrido con Die Linke (en sus diferentes denominaciones). Sus animadversiones y fuertes conflictos históricos se vieron acrecentadas a partir de la reunificación por sus posturas contrarias en temas centrales, así como por la pequeña escisión del SPD que se produjo de facto en 1998, cuando tras su llegada al poder Oskar Lafontaine abandonó el gobierno y el partido para unir su destino al entonces llamado Partido de los Demócratas Socialistas (PDS, actualmetne Die Linke).

La presente ponencia pretende explorar las sinuosas relaciones que han caracterizado al SPD alemán con el partido situado a su izquierda, centrándonos para ello en el período posterior a 2005, año en el que Gerhard Schröder pierde las elecciones. Como era de esperar, una mezcla de razones ideológicas y meramente pragmáticas juegan un papel relevante en todo ello. Por un lado, han existido gruesas líneas ideológicas de distanciamiento entre ambas formaciones (política exterior, misiones de paz, política con respecto al euro, valoración de la llamada Agenda 2010,…). Pero por otro, la peculiar situación electoral de la Alemania actual anuncia posibles cambios: el SPD está abandonando su condición de `partido de masas’, alcanzando escasamente un 25% del voto, además de encontrarse muy por detrás de Die Linke en las regiones orientales. Si a ello le unimos los puntos de contacto que se han ido produciendo en los últimos años en el nivel local y ahora también en el regional, tal vez estemos ante novedades de calado en el más antiguo partido socialdemócrata europeo.

Palabras clave: socialdemocracia, neocomunismo, SPD, Die Linke, Alemania