Coalition Governments and Corruption in Developed Democracies


GT 5.2 Estrategias de lucha contra la corrupción

Autor/a
Elisabeth de Vega Alavedra (Durham University)
Programa:
Sesión 1
Día: miércoles,15 de julio de 2015
Hora: 09:00 a 11:30
Lugar: Aula 12

La corrupción es, indudablemente, uno de los principales problemas en la mayoría de democracias occidentales actuales. Así, durante la última década, la lucha contra la corrupción se ha convertido en un tema primordial tanto en la agenda política de los gobiernos nacionales como en los organismos internacionales. Desde los círculos académicos, los esfuerzos para explicar la corrupción también han incrementado. Numerosos estudios empíricos han analizado la relación entre el nivel de corrupción percibida y una batería de variables económicas, políticas, judiciales, burocráticas, religiosas y geo-culturales. De entre éstas, algunos académicos han intentado explicar las diferencias en el nivel de corrupción percibida de las democracias occidentales centrándose en los efectos de determinantes políticas, como por ejemplo el sistema electoral, la descentralización y los derechos y libertades políticas. A diferencia de estas determinantes, el efecto de los gobiernos de coalición en el fenómeno de la corrupción ha recibido escasa atención. La literatura de clarity of responsibility sugiere que los gobiernos de un solo partido deben ser menos corruptos en la medida en que los votantes tienen mayor capacidad para atribuir responsabilidades en el gobierno. Sin embargo, en la tesis de mi máster (realizada en 2014 en la Universidad de Southampton, Reino Unido) encontré exactamente lo opuesto: los gobiernos formados por más de un partido eran percibidos como menos corruptos que sus homólogos, incluso teniendo en cuenta variables consideradas en la literatura empírica sobre corrupción. Partiendo de una perspectiva económica –y, por lo tanto, centrándome en los incentivos y desincentivos que influyen en el comportamiento de los funcionarios públicos y/o políticos, y su propensión a aceptar sobornos o abusar de su posición–, mi argumento es que los gobiernos de coalición pueden crear un entorno con menos incentivos para ser corruptos que los gobiernos monocolores. Estos incentivos son reducidos por: a) el número de partidos políticos involucrados en el proceso de toma de decisiones y, b) los mecanismos de control interno. La evidencia empírica ofrecida en la investigación confirma el argumento principal de esta nota de investigación.

Palabras clave: political corruption, coalition government, control mechanisms, coalition agreement, watchdog junior minister.