LIMITACIÓN DE LAS FUENTES Y DISPOSITIVOS EMPÍRICO PARA EL ESTUDIO DE LAS DIVERSAS POSICIONES Y SITUACIONES DE DISTINTOS COLECTIVOS DE MUJERES.


GT 5.12 La interseccionalidad en la agenda política

Autor/a
Begoña Marugan Pintos
Programa:
Sesión 1
Día: lunes,13 de julio de 2015
Hora: 15:00 a 17:30
Lugar: Aula 16

La segunda ola del feminismo trató de crear un discurso identitario sobre la base de la diferencia entre las mujeres y los hombres; y esta diferencia es la que, durante años, se ha tratado de analizar cuando se aplica la perspectiva de género en los análisis sociológicos. El rigor y la valía de los análisis empíricos de los estudios de género no pueden ser puestos en duda, más al contrario, este tipo de estudios han permitido denunciar la pervivencia de la existencia de discriminación hacia las mujeres. Sin embargo, desde hace varias décadas, el sujeto político “mujer” se ha cuestionado por los denominados feminismos periféricos. Mujeres negras, chicanas, lesbianas, trabajadoras del sexo, militantes del feminismo queer, etc. han reclamado su existencia y sus diferencias respecto a la mujer blanca, heterosexual, de clase media sobre la que se basó la construcción de la “mujer”.

La reivindicación política ha servido al pensamiento feminista para realizar un tránsito de la diferencia a las diferencias (Vega, 2011:27). Estas diferencias no sólo apelan a la distinta posición y situación entre las mujeres y los hombres, sino que van más allá y tratan de atender, reconocer y hacer prácticas políticas distintas a partir de las diferencias entre las "iguales", es decir, a las distintas subjetividades y realidades de las mujeres. Las identidades individuales no están determinadas solo por su pertenencia al género sino también por otras adscripciones sociales de clase, raza, sexuales, que interactúan y generan necesidades, prácticas e identidades sociales mucho más complejas” (Montero, 2007: 45).

Ahora bien, entre los marcos teóricos de referencia y el posterior desarrollo empírico se observa que existe un importante desfase, pues mientras el debate teórico feminista, como vemos, ya avanza en la distinción entre los diversos colectivos de mujeres, el análisis de las diferencias entre éstas se hace muy difícil a partir de las actuales fuentes que se utilizan en la investigación empírica que, muy poco a poco, empiezan a permitir sólo el estudio de las diferencias entre hombres y mujeres.

Para mostrar este desfase entre lo teórico y lo empírico y el casi imposible ejercicio analítico de la interseccionalidad el análisis se centrará únicamente en la situación de las mujeres en el mercado de trabajo. Ejercicio que pretende mostrar de visibilizar las diferencias y de trabajar en el diseño de dispositivos analíticos y metodológicos nuevos.

Palabras clave: Feminismos, sociología, investigación empírica, discriminación laboral