Acción política y repercusiones indeseadas del pensamiento: una revisión de la biografía y la obra de Ostrogorski


GT 1.6 Teoría Política y pensamiento para la acción: éxitos y fracasos de una relación tormentosa

Autor/a
Pedro Luis López Herráiz (Universidad Autónoma de Madrid)
Programa:
Sesión 1
Día: miércoles,20 de septiembre de 2017
Hora: 10:30 a 12:30
Lugar: Aula 1.2.

Moisei Ostrogorski, pionero junto a Michels o Bryce en el análisis y la crítica de los partidos políticos de masas a partir de una observación pretendidamente científica del fenómeno, va a experimentar en el periodo 1898-1907 la inevitable tensión entre pensamiento y acción política. Este trabajo quiere analizar y reflexionar sobre la experiencia concreta del autor ruso a partir, principalmente, de una rica, extensa y en gran parte inédita correspondencia dirigida al filósofo y antropólogo francés Lucien Lévy-Bruhl, que revela puntos desconocidos de su biografía y de su entorno intelectual.

Para ello, en primer lugar, se dirigirá la atención a la actividad política que Ostrogorski desarrolló en ese tiempo: empezando con su participación en el movimiento dreyfusard durante los últimos años de su larga estancia en París y continuando con su labor de vuelta en Rusia como candidato y diputado en la primera y segunda Dumas. Estas vivencias mostraron a Ostrogorski las posibilidades y los límites prácticos de su propuesta normativa de articulación de la representación política al margen de los partidos. La crítica situación política de su país le impelió durante dos años a abandonar sus investigaciones y a disfrutar de un reconocimiento público que le era extraño. Unas investigaciones que posteriormente recuperará con alivio, pero imbuido de un nuevo compromiso cívico.

En segundo lugar, se atenderá a los caracteres (inesperados e indeseados por parte de Ostrogorski) de la inmediata recepción de su gran obra La démocratie et l´organisation des partis politiques (1903) entre parte del público francés. A diferencia de Michels, Ostrogorski nunca participó de posiciones contrarias al parlamentarismo o a la democracia y, a pesar del marcado acento elitista de sus reflexiones, no dejó de abogar por la importancia de la libertad individual y de una sociedad civil activa. Sin embargo, su obra tuvo especial predicamento entre algunos autores ideológicamente alejados de sus principios políticos. Charles Maurras, líder de la organización antisemita y derechista Action Française, calificándole como “judío polaco” y “esclavo útil” consideró que en su obra se encontraban elementos originales para una crítica de la democracia y del liberalismo. Augustin Cochin, representante de la historiografía conservadora de la Revolución francesa, recurrirá a sus intuiciones para comprender el fenómeno jacobino. Ostrogorski lamentará amargamente estas y otras “malinterpretaciones” y no dejará de esperar una repercusión intelectual y política de su obra más acorde a sus pretensiones.

Estas dos cuestiones nos muestran como un autor apasionado tanto por el discurso cientifista en boga en su época como por sus convulsos tiempos políticos, experimentó las ineludibles contradicciones entre estas dos pasiones o, en otros términos, entre la vita activa y la vita contemplativa. Una tensión que nos remite, salvando las distancias, a problemáticas hoy urgentes como la necesidad de combinar, ante la crisis de la representación política, el elemento crítico con la articulación teórica y práctica de alternativas sólidas.

Palabras clave: partidos, pensamiento y acción, Ostrogorski, historia del pensamiento político