Everyday violence means everyday resistance


GT 3.13 Prácticas de resistencia desde los márgenes

Autor/a
Tania Martínez Portugal (Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea)
Programa:
Sesión 1
Día: miércoles,20 de septiembre de 2017
Hora: 10:30 a 12:30
Lugar: Seminario 0.2.

En palabras de Spivak (1998),  la violencia epistémica se produce cuando los sistemas de conocimiento dependen -y pretenden- el silenciamiento y alienación de los grupos subalternos con el objetivo de normalizar y naturalizar sistemas de explotación. Aquellos que poseen el poder para definir, consiguen establecer un marco de interpretación a través del cual se generan significados y discursos sociales. Los mitos y estereotipos que componen parte del discursos sobre las violencias de género o violencia machista, su definición, la definición del contexto social, qué características debe cumplir la mujer o persona que la percibe, o qué tipo de hombre la ejerce, es una expresión más de violencia en sí, dada la disonancia entre discurso social y las experiencias que son percibidas como tal por las mujeres

En su artículo “Survival is an act of resistance”, Michaele Ucella y Melanie Kaye  (1981)   exploraban la relación de las mujeres y la violencia, focalizándose en su resistencia frente a la misma.  Resistir, señalan, significa “separar o restringir el acceso de potenciales abusadores, tomar consciencia de la aflicción que provoca la violencia, pero no dejarse derrotar. Seguir hacia adelante en la vida y sentir alegría cuando una puede. Significa nombrar por una misma” (Ucella y Kaye, 1981:25) En este proceso crucial, la violencia epistémica heteropatriarcal (VEH) o violencia epistémica de género, constituye un nuevo obstáculo a enfrentar.

Palabras clave: VIOLENCIA EPISTÉMICA, RESISTENCIA, VIOLENCIA SEXISTA