Fútbol y berlusconismo: AC Milan y los orígenes de Forza Italia


GT 1.7 El fútbol como generador de identidades políticas

Autor/a
Jorge del Palacio Martin (Universidad Rey Juan Carlos)
Programa:
Sesión 1
Día: jueves,21 de septiembre de 2017
Hora: 09:00 a 11:00
Lugar: Seminario 2.2.

El movimiento político Forza Italia fue fundado oficialmente el 18 de enero de 1994. Dos meses después, en las elecciones de marzo, el partido de Silvio Berlusconi se convirtió en el partido más votado de Italia con el 21.1% de los votos.  En las elecciones europeas de junio de 1994 volvería a consolidarse como el primer partido alcanzando un espectacular resultado, con el 30.62% de los votos. Se trata de un fenómeno sin parangón en Europa. Tal y como ha señalado el profesor Piero Ignazi, ninguna otra formación creada ex novo, sin  vínculo con alguna de las familias ideológicas disponibles y sin apoyo en estructuras de partido preexistentes, había logrado un éxito tan rápido e impresionante.

La causa principal que explica el éxito fulgurante de Forza Italia debe buscarse en la desestructuración del sistema de partidos ocurrido en la coyuntura histórica 1992-1994. Sobre todo debido a la investigación judicial sobre la corrupción de los partidos conocida como Tangentopoli y dirigida por el juez Di Pietro que terminó, literalmente, con la vida de los principales partidos que habían estructurado la competición política desde la posguerra. En este caso, reviste especial atención la desaparición de la Democracia Cristiana, que dejó sin partido de referencia el grueso de los votantes de centro-derecha en Italia.

Sin embargo, el análisis del éxito del proyecto político de Berlusconi también debe tener presente la radical novedad que Forza Italia representaba en términos de cultura política. Pues se trataba de un movimiento construido sobre la experiencia empresarial de Berlusconi, contando con los recursos, el personal, la estructura territorial y las estrategias de comunicación. Creando, en definitiva, un imaginario de referencias políticas ajeno a la vida política italiana y, por tanto, capaz de conectar con el naciente sentimiento anti-político de la sociedad italiana.

En la experiencia empresarial que Berlusconi proyecta sobre Forza Italia no solamente tienen un papel relevante Fininvest y Publitalia, sino que también ocupa un lugar relevante su experiencia como exitoso dueño del AC Milán, equipo que dominó el fútbol italiano en los noventa. Por tanto, el objetivo de esta ponencia será analizar cómo  el AC Milán se convirtió correa de transmisión de los valores ligados al berlusconismo que, a posteriori, darían forma al modelo organizativo y a la identidad política de Forza Italia.  No en vano, el famoso discurso en el que Berlusconi anuncia su entrada en la vida política vino a llamarse “Discorso della discesa in campo”. 

Palabras clave: Fútbol, identidad, politica italiana