Paro y voto en un contexto de poscrisis y de transformación de la oferta partidista


GT 6.6 El voto económico en las postrimerías de la Gran Recesión

Autor/a
Miguel Cainzos López (Universidade de Santiago de Compostela)
Coautor/es
Carmen Voces López (Universidade de Santiago de Compostela)
Programa:
Sesión 1
Día: viernes,22 de septiembre de 2017
Hora: 09:00 a 11:00
Lugar: Seminario 0.2.

En trabajos anteriores estudiamos los efectos electorales de la experiencia de desempleo en España entre 1979 y 2011, evaluando cinco hipótesis sobre la relación entre paro y voto. Encontramos apoyo para la hipótesis de inhibición participativa, pero no hallamos indicios de que la situación de desempleo influyese en la orientación del voto. En la ponencia ahora propuesta extendemos nuestro trabajo anterior en tres sentidos. Primero, conjeturamos que la ampliación de la oferta partidista en las elecciones de 2015 y 2016 podría abrir un espacio de oportunidad para el surgimiento de voto de castigo basado en el paro, al ofrecer a los electores la posibilidad de votar a partidos libres de toda responsabilidad por la situación económica; esto nos lleva a poner a prueba en este nuevo contexto tres hipótesis de voto económico egocéntrico previamente contempladas (castigo generalizado, castigo condicionado a la afinidad ideológica, y politización de la experiencia personal por los electores de izquierdas). Segundo, formulamos y contrastamos siete hipótesis alternativas sobre la relación entre paro y voto, tres de ellas relativas a "efectos principales" del paro (voto ideológico, voto a la izquierda radical, voto a partidos antiestablishment) y cuatro que postulan efectos de la interacción entre la experiencia de desempleo y otras variables (atribución de responsabilidades, evaluaicones de la economía nacional, confianza política, tasa provincial de desempleo). Tercero, introducimos en nuestros análisis dos dimensiones subjetivas: la atribución de relevancia al problema del paro y las expectativas laborales.

Palabras clave: paro, voto, voto económico