En defensa de lo minoritario. Por qué las apelaciones contramayoritarias centradas en lo emocional pueden ayudar al liberalismo democrático


GT 1.2 Democracia y emociones: la política tras el giro afectivo

Autor/a
Carmelo Moreno del Río (Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea)
Programa:
Sesión 1
Día: jueves,21 de septiembre de 2017
Hora: 16:30 a 18:30
Lugar: Seminario 2.1.

En Ciencia Política es habitual hablar de mayorías y minorías. El plantemiento más habitual consiste básicamente en analizar (i) cómo es posible definir una minoría respecto de una supuesta mayoría, ver (ii) cuál es el tipo de relación que tienen ambos entre sí y comparar (iii) fórmulas que satisfagan la convivencia mutua. La conclusión de esta estrategia, centrada en la ontologización de las minorías como sujetos de derechos que habría que reconocer y “proteger exteriormente” para así formar parte de una nueva mayoría sociopolítica ampliada, racionalmente construida, ha desembocado con frecuencia en mecanismos de exclusión política y ha provocado múltiples incomprensiones, menosprecios y resentimientos cruzados. Frente a esta estrategia, han sido muchos menos los enfoques centrados en renunciar explícitamente a definir “qué es una minoría” –y, por tanto, a renunciar también a la naturalización inamovible de la idea de mayoría sociopolítica- y se planteen, por el contrario, analizar “lo minoritario” como un fenómeno desligado de cualquier grupo social y político. La idea de esta ponencia es señalar qué ventajas (y, también, riesgos) podría tener una teoría liberal democrática que reivindique apelaciones emocionales a la hora de la defender lo minoritario frente a un modelo de racionalidad mayoritaria (y también frente a su contramodelo simétrico: la llamada emocionalidad mayoritaria) que son asociados habitualmente como los verdaderos modelos democráticos.

Palabras clave: EMOCIONES / MAYORIAS / MINORIAS / LIBERALISMO