Entre la verdad y la pasión. El papel de las emociones en la voluntad política.


GT 1.2 Democracia y emociones: la política tras el giro afectivo

Autor/a
Es necesario realizar la inscripción.
Programa:
Sesión 1
Día: jueves,21 de septiembre de 2017
Hora: 16:30 a 18:30
Lugar: Seminario 2.1.

En el campo neurocientífico se ha corroborado que el cerebro humano constantemente necesita de la construcción de causalidades y relatos, aun cuando no se puede acceder a toda la información que resultaría necesaria para ello. Recientemente se ha ido introduciendo el estudio sobre las emociones en la teoría política, replanteando el hecho de que es en el subconsciente donde se genera la voluntad política, y no mediante el uso de la razón y el procesamiento de información “objetiva”, tal y como ha defendido el liberalismo político.

Actualmente nos encontramos en un escenario de “democracia post-factual” en el que se observa que en el terreno discursivo cada vez tiene mayor relevancia el fenómeno de la post-verdad y la constante apelación a la emoción en lugar de los hechos objetivos. Esto genera antagonismo en la construcción de la otredad, ya que esta canalizando las emociones e identidades hacia el odio o rechazo a “ los otros”, lo que hace peligrar los valores democráticos que se han ido alcanzando hasta el momento. Queda pues en evidencia la incapacidad del sistema democrático actual de gestionar el conflicto social y el enfrentamiento político. Este se debe, a nuestro juicio, a que las emociones políticas han sido relegadas a la esfera privada, mientras que el ámbito de la política está muy limitado bajo la pretensión de neutralidad y objetividad, algo insostenible ya que se inocula en los individuos la ficción de que es posible pensar y actuar de manera puramente racional, como si no estuviésemos condicionados por factores externos y por las emociones.

El presente trabajo trata de esclarecer la relación existente entre la “verdad”, las emociones y la generación de voluntad política. Partiendo de la idea de que la democracia liberal presenta un claro déficit emocional, razón del éxito populista, se pretende aportar posibles respuestas a los problemas que presenta la teoría política democrática moderna sobre la canalización de emociones hacia valores democráticos. 

Palabras clave: Democracia post-factual, post-verdad, emociones políticas, poder, ciudadanía.