Indignación y movimientos sociales en España: de la acción a la organización en perspectiva longitudinal


GT 6.5 Las consecuencias electorales (y políticas) de la protesta

Autor/a
Es necesario realizar la inscripción.
Programa:
Sesión 1
Día: jueves,21 de septiembre de 2017
Hora: 11:00 a 13:00
Lugar: Seminario 2.1.

En la irrupción de movimientos sociales transversales y con capacidad de resonancia entre las audiencias es habitual la difuminación del significado de las categorías políticas clásicas. Un aspecto que se refuerza cuanto más amplia sea su base social y menor su grado de subordinación a los partidos. Por ejemplo, tanto el movimiento cívico de las víctimas del terrorismo, como el 15-M irrumpieron como experiencias transversales, autónomas e independientes respecto de los partidos políticos, con una amplia y persistente visibilidad pública de los 'marcos o contextos de acción' a que dieron lugar, manteniéndose en el tiempo.

Ambos, impulsados por poderosos sentimientos de indignación, resonaron con mucha fuerza entre la opinión pública, alineando con sus valores y metas los de numerosos seguidores y simpatizantes con un alto pluralismo ideológico, y gracias a unos marcos que ponían el énfasis en objetivos concretos de defensa de las libertades civiles y de la democracia. Si bien, en la cuestión de la demanda y la defensa de la democracia, con énfasis sustancialmente diferentes acerca de las dos dimensiones básicas de los sistemas democráticos modernos.

Por un lado, la dimensión —más comunitarista o rousseauniana— de la democracia como principio de legitimidad y sobre la que con mayor énfasis han gravitado las redes del movimiento 15-M y de activistas, colectivos y organizaciones de los movimientos de carácter alternativo de las décadas anteriores. Por otro, la dimensión democrática —de carácter montesquiano— como primacía y cumplimiento de la ley, que especialmente fundamenta la irrupción del movimiento contra el terrorismo desde mediados de la década de 1990; que posteriormente cristalizó en un movimiento constitucionalista o cívico  desde la década del 2000. 

Lo interesante es que desde las redes de activistas, grupos y organizaciones afines a estos movimientos sociales han surgido en la historia reciente de España nuevos partidos como Ciudadanos, UPyD, Podemos y las confluencias municipalistas. 

Palabras clave: nuevos partidos, indignación, transversalidad, democracia, movilización